lunes, 12 de agosto de 2013

Aviso para navegantes: Gratis nunca más





Durante algunos años de mi vida me pareció bien escribir algunas reseñas gratis y entregarlas a revistas digitales. Me iba genial para mi hiperactividad y durante un cierto tiempo me servía de entrenamiento cuando no podía dedicar horas a escribir "mis cosas" con normalidad.


Pero se acabó. A partir de septiembre no volveré a escribir, salvo en casos muy excepcionales, gratis para ningún medio. Esta primavera uno en papel que supuestamente es muy prestigioso y emprendía una renovación me ofreció colaborar y me pareció miserable que no pagara ni un triste duro. Por suerte el sector digital evoluciona y algunas páginas ya han entendido que es más importante la calidad que la cantidad de redactores, algo que se nota finalmente en los contenidos de las revistas que sí pagan a sus colaboradores, publicaciones con más criterio que las que  siguen enganchadas a ese uso y abuso de personas con ilusiones literarias.


Ese es otro factor importante de mi decisión. Dejo de colaborar en medios donde no se paga porque así muchos podrán entender que el camino pasa por hacerse respetar, siempre. Las revistas gratuitas en todos los sentidos deberían ser canteras críticas, no cajones de sastre donde cualquier hijo de vecino se crea con la capacidad de escribir una buena reseña o realizar una sensacional entrevista, algo que no está al alcance de todo el mundo por muy fácil que parezca.

Es muy bonito alzar la voz y decir que la prensa, sea o no cultural, se hunde por vicios de los mayores, pero si las nuevas hornadas reinciden no creo que el panorama mejore.

Por otra parte creo que las revistas las hacen los redactores, no los títulos de las mismas. Con toda probabilidad el periodismo del siglo XXI vire hacia ese camino, que es el de siempre con ligeras modificaciones. Cambian las palabras para enmascarar la misma forma.