domingo, 16 de diciembre de 2012

Poema "La fuente"








La fuente, por Jordi Corominas i Julián


Adicto a la droga del desierto
en forma de cuadrícula piso
 La Rambla, carretera de insistentes
fantasmas reacios al vacío, prostitutas,
borrachos y transeúntes de la huella
imantada a la avenida que se frota
las manos con su decadencia, ara
pública de fantasmas que evito
agarrándome en la distancia a sombras
humanas, faros sin rostro, espectros
que evitan mi presencia en las esquinas
para no perder la soledad de quien observa
y es ignorado en su beneficio, recuerdo
al travesti apostado en el hueco del colmado
la noche de todos los santos, pienso
en tribunas de madera y en la escasez de placas
conmemorativas, falta pedagogía en el centro
y muevo mi cuerpo cronometrando kilómetros
absurdos del paseante, soy un médico consciente
del imposible silencio de la madrugada, las máscaras
antiguas sólo fueron el inicio, ahora varias hojas
revolotean en el viento del extractor, ellos
prosiguen la charla multiplicada por el enjambre
de voces con un anhelo en discotecas, bares y cervezas,
la luz no existe, la ruta consiste en dominar el laberinto,
notificar los enclaves, mear en contenedores
que evoquen coitos, fotografiar artes efímeros
de protesta y medir las calles de una infinita
elevación en el exilio del frío, Morfeo
y una fuente seca, inopia y miedo de manta,
inmóvil resignación del baile de los perdedores.