domingo, 31 de octubre de 2010

Los poemas de la misa loopoética del 7 de noviembre en el Macondo bar


Nos vienen preguntando con bastante curiosidad por la misa. En el anterior post desvelamos algunas perlas, pero vimos que no quedó claro el tema de cómo será el show y si los poemas serán los mismos de los jugadores de Ajedrez de Plaza Catalunya. Pues no, todos los poemas del show son inéditos y vendrán tras cada una de las partes del misal. Os desvelamos uno, Porno.






Porno por Jordi Corominas i Julián


Es el amo, en la playa
privada beber los vientos
se reduce a la minucia del voleibol
femenino de cara a la galería.

Una de ellas lo agarra por la cintura,
son como niños en el patio del colegio,
las estilosas actrices porno me sedujeron
por el título de su vídeo, four hotties
And a lucky guy, que se encamina a un salón
del plató y succiona románticamente la lengua de la rubia,
entregada en su felación sin desprenderse
Del sujetador rosa.

Llegan las otras, brazos cruzados,
indignación. Suena Bohemian rhapsody
compulsivamente y en cinco segundos las cuatro
son reinas lamiendo la miel del rico panal
fálico.

For me, for me, fooor meeeee!

En dos subpantallas hay una promoción
de la gratuidad para reforzar la mano derecha,
en la primera dos lesbianas estiran su tanga
para devorarse las posaderas,
en la otra tiemblo porque escañan a una morena,
lo que no importa demasiado a los del sofá
de mi elección, el gabinete secreto de Pompeya
con dólares anglosajones, silicona por doquier,
vaginas rasuradas, espasmos, cachetes en el culo
y las posturas acrobáticas de la mala educación masculina.

Al final el afortunado, que quizá por eso es calvo como
el de la lotería, da su semilla a su harén, que como las madres
de los pájaros se lo abocan de pico en pico y yo, que he leído
demasiada Historia antigua pienso en los conjurados de Catilina.

En mis noches la conquista es un vino blanco de miradas,
picaresca, atrevimiento y un fluir que pese a lo salvaje del sexo
siempre mantiene el brío adolescente de la búsqueda del beso
aunque luego lo que importe sean las curvas, la saliva y volver al origen.

Click here to watch full video now



foto: Jean Martin du Bruit