viernes, 16 de abril de 2010

Las matemáticas ocultas del genio (Lewis Carroll) en Panfleto Calidoscopio




Homenaje aforístico a Lewis Carroll

Por Jean Martin du Bruit


1. Sólo una persona con una honda comprensión de la matemática puede escribir una obra como Alice in Wonderland. Lewis Carroll reunía la principal condición al entender los mecanismos estructurales del lenguaje, dominándolos desde una absoluta racionalidad. Los vio como una ecuación, un castillo de naipes perfecto que cae al tocar una sola pieza. Sin embargo su derrumbe no altera los elementos, simplemente los modifica.

2. Empezamos al revés. Lo primero es recordar que otrora las matemáticas y las lenguas clásicas eran materias imprescindibles en Oxford. Ambas sirven para que el cerebro pueda entender la lógica de la estructura. Quien domina la precisión puede quebrantarla.


3. Otro aspecto es la geometría. Charles Dodgson estaba obsesionado con Euclides. Un triángulo isósceles es una metáfora de los vericuetos de la realidad.

4. Avancemos un poquito. Alice trough the looking glass bebe ajedrez en sus movimientos. La cuadrícula del blanco y negro como perfecta encarnación de una danza matemática de observación, estrategia y baile con reglas fijadas que dan la victoria mediante la inteligencia.

5. Elijan un número de tres cifras, de forma que entre el primero y el último de los guarismos la diferencia sea de más de uno. Escríbanlo al revés y resten el números más bajo del mayor. Escriban el resultado de la resta al revés y sumen estas dos últimas cantidades. La respuesta siempre será 1089.

6. Un hombre soltero es un número primo. Si es hiperactivo las posibilidades creativas que produce son infinitas.

7. En otra vida fui fotógrafo. Lewis Carroll lo fue durante un cuarto de siglo. Quien quiera dominar la imagen debe comprender la importancia del rectángulo como límite donde ubicar objetos o personas. Una vez haya superado ese obstáculo podrá ser armónico con sus lienzos o instantáneas porque situará las piezas en función de un orden. Esa fase es primordial para experimentar, porque sólo desde una base racional podremos jugar e ir más allá de lo convencional.


8. Lewis Carroll era un compulsivo escritor de cartas. De 1861 a 1898 llevó un inventario de toda su correspondencia. La última entrada contiene la cifra 98.721. Si la dividimos entre 37 comprobaremos que el autor de The hunting of the snark escribió 2668 misivas al año. Cada jornada mandaba 7 epístolas. ¿Qué hubiese hecho en la era de Internet?

9. The hunting of the snark termina con el inolvidable verso For the snark was a bojum, you see. Ceci n’est pas une pipe es casi vulgar por mucho que nos guste Magritte. La manzana es una cabra piamontesa. Hay infinitas combinaciones de palabras, aunque solemos usar significados y significantes convencionales. A veces cambiar los muebles de sitio higieniza el hogar.






10. En 1880 el Christ Church se hallaba en graves apuros económicos. Charles Dodgson redujo voluntariamente sus emolumentos para permitir ahorrar dinero a la institución. Eso es restar benéficamente.

11. El feliz no cumpleaños demuestra la avaricia humana. Sólo celebramos el natalicio un día de trescientos sesenta y cinco. Si festejáramos los restantes seriamos más felices.

12. La justicia deportiva se basa en los números. El profesor de Oxford no practicaba ningún ejercicio físico competitivo. Paseaba y observaba. En 1883 dedujo que los torneos tenísticos de eliminación progresiva no premiaban siempre al mejor. El sistema de emparejamientos era incorrecto. Dodgson intuyó que los cuadros clasificatorios en función de la superioridad de los jugadores podían resolver el entuerto. Su idea se confirmó en 1940 cuando se implantaron cabezas de serie.

13. Dejemos que hable de ciencia política. Todos los electores han de tener las mismas posibilidades de estar representados en la Cámara de los Comunes. Todos los diputados han de serlo en representación de idéntico número de votantes, medida que ha de extenderse a todo el reino. El número de electores no representados en el Parlamento ha de ser el más bajo posible. El porcentaje de escaños de los partidos políticos presentes en la Cámara de los Comunes ha de ser, en la medida de lo posible, similar a los porcentajes de confianza de que éstos gozan en el país. El procedimiento de votación, de recuento de votos y de proclamación de resultados ha de ser el más sencillo posible. Ha de evitarse, en la medida de lo posible, el despilfarro de votos que se produce cuando un candidato obtiene más votos de los que son necesarios para salir elegido. En la medida de lo posible los electores de cada circunscripción no se dejarán influir por los resultados escrutados en otras circunscripciones electorales. Charles Dodgson, noviembre de 1884.


14. Charles Dodgson se entretenía en la adolescencia fabricando The rectory Umbrella, una revista familiar donde saciaba sus ansias creativas. En 1849 planteó el problema de la rotación de la tierra y la hora solar. Hasta 1884 no se fijó el meridiano cero para dar respuesta a las inquietudes de nuestro querido y polifacético individuo intrigado. Alicia comenta el tema con la duquesa.


15. Extraño meditar sobre los kilómetros recorridos por genios como Kant y Dodgson. El primero fue el reloj de su pueblo por su paseo matinal con el que, de tanta repetición, logró desnudar las cosas de su apariencia. El segundo vivió cuarenta y siete años en Oxford. Viajó una vez hasta Rusia y frecuentaba Londres, oasis de diversión, pero era eminentemente sedentario. ¿Fueron los últimos monjes de una estirpe? ¿Era menester de la sabiduría travellíng without moving? Jamiroquai no tiene quien le escriba.




16. Si opté por los aforismos fue por mi manifiesta incapacidad de poder abarcar todo el conocimiento matemático acumulado por Lewis Carroll. Aun así discrepo con lo que la tortuga le dijo a Aquiles.


17. Charles Dodgson fue el tercero de una camada de once hermanos. ¿Tiene alguna relación ser integrante de familia numerosa con tener un abanico de intereses más amplio?
18. Asimismo, el campo y la ciudad son ecuaciones dispares. En la urbe no puedes debatir con animales durante la infancia.


19. ¿Qué me importa a mí este jolgorio si mi mente está llena de potencias y quebrados? x2+7x+53= 11/3


http://www.panfletocalidoscopio.com/2010/03_Marzo/Letras01.html

4 comentarios:

serasihay dijo...

Gràcies! Molt interessant. No sabia que fos tan polièdric aquell home, però era un geni i això no hauria d'estranyar.

Per cert, gairebé sincrònicament, un altre dels blogs que segueixo, aprofundia en la vessant matemàtica del senyor Carroll. Sense ànim de fer-los publicitat, t'hi enllaço:

http://gaussianos.com/alicia-y-el-pais-de-las-matematicas-una-maravillosa-relacion/

Salut!

Eduardo Dobeson dijo...

muy buen artículo, para quien guste de estas cosas recomiendo la edición de Alicia en el país de las maravillas anotada por Martin Gadner, ed AKAL, desvela esto y mucho más de lo que esconde la obra del genio Lewis Carroll

Jordi dijo...

Gracias a ambos por vuestros comentarios, tomo nota de vuestras sugerencias. Eduardo, la edición de Akal debe ser estupenda. Yo aprendí mucho de Lewis Carroll en el país de los números, un libro de Robin Wilson editado en España por Turner

Anónimo dijo...

Gracias a todos. Me voy corriendo a la FNAC!. Me parece apasionante este universo Lewis Carroll. Un abrazo! Maite.