martes, 23 de diciembre de 2008

Entrevista con Isaac Rosa (y II)


Jordi Corominas i Julián
El personaje tiene unas determinadas características, eso hace que no nos sorprendamos ante ese miedo a los niños, el futuro...quizá otro lector daría otra interpretación al hecho de que los que están en el momento cumbre de la vida- hombres exitosos de cuarenta años, casados, etc..- se protegen ante la infancia por miedo a lo que vendrá.

Isaac Rosa
Es un miedo de moda, el miedo a los niños, jóvenes y adolescentes. Los queremos ver como violentos en consonancia con lo que se dice, se comenta del ambiente en los centros escolares. Me parece un miedo sobredimensionado, no creo que los niños sean más violentos que los de hace cuarenta años.

Jordi Corominas i Julián
Otro miedo, el primero en la novela, es el temor al inmigrante.

Isaac Rosa
Es uno de los miedos más fáciles. Vivimos un momento de incertidumbre, suceden cambios, se rompen estabilidades sociales, laborales, afectivas. Sentimos una vulnerabilidad que cómo no sabemos enfocarla o nombrarla la orientamos hacia miedos más reconocibles, que es lo que ocurre con el inmigrante. Los diferentes que están entre nosotros, miedo alimentado también desde el discurso del poder en el que se intenta presentar a los inmigrantes como una clase peligrosa que está entre nosotros. También ocurre con los pobres, los jóvenes los pederastas, los terroristas; buscamos chivos expiatorios de nuestros miedos con los que dar salida a la sensación de vulnerabilidad que tenemos, y en vez de buscar las verdaderas causas vamos a lo fácil.

Jordi Corominas i Julián
Y se resucitan miedos atávicos...

Isaac Rosa
La mayor parte de miedos de nuestro tiempo son antiguos. Un caso evidente es el del pederasta, es como el hombre del saco que iba a las aldeas y se llevaba a los niños, un miedo educativo. No salgas de casa. No hables con desconocidos. Habrá nuevos miedos, pero la mayoría son actualizaciones de miedos antiguos.

Jordi Corominas i Julián
La lampedusiana sentencia cambiar todo para no cambiar nada.

Isaac Rosa
Miedos viejos, sí, actualizaciones.

MEMORIA, PASADO, ESPAÑA.

Jordi Corominas i Julián
Otro miedo presente en tu obra, quizá más entendible en la gente de nuestra generación, es la transición y la necesidad de hacer una crítica lógica sobre el asunto, demasiado glorificado cuando tiene muchos claroscuros plenos de silencio. ¿No crees que aún hay demasiada poca gente que busca dar una visión alternativa de ese momento? Me refiero a gente ajena a los entresijos del poder.

Isaac Rosa
Sigue siendo algo minoritario, aunque quizá es masivo en la sociedad, pero es creciente. Nuestra generación reanima el debate, no lo limita a la Guerra Civil y el Franquismo sino que nos interesa mucho la Transición. Siempre irá a más. No se ha cerrado el tema con la ley de la memoria. Un movimiento que empieza con los fusilamientos de posguerra avanza en el tiempo, evoluciona hacia los desaparecidos de los cincuenta y los sesenta, los torturados, las víctimas de la transición; todo ello enriquece el debate de cara al presente. Reparar lo que se hizo en la posguerra es muy necesario, pero revisar lo que sucedió en los sesenta y setenta es sano e higiénico para la democracia.

Jordi Corominas i Julián
Martinez de Pisón ofrece una visión historicista en Enterrar a los muertos y Dientes de Leche que quizá se complemente con la tuya de El vano ayer.

Isaac Rosa
Me interesan más los sesenta y los setenta. Hay mucha chica. Quizá existan, aunque no lo creo, muchas ficciones literarias y fílmicas sobre la guerra, pero no sucede lo mismo con la Transición, y es un tiempo que hay que escribirlo todavía y hay que escribirlo desde la ficción, no puede ser que la versión oficial desde la ficción que quede a la gente sea la de Cuéntame, habrá que hablar del tema en serio desde la ficción que tiene una eficacia y repercusión muy importante.

Jordi Corominas i Julián
Y habrá que ver la diferencia de visiones entre el poder y la intelectualidad. Un ejemplo sería la exposición En transición (en 2007 en el barcelonés CCCB, en 2008 en el madrileño Teatro Fernando Fernán Gómez) donde la tesis es que la Transición se hizo desde el pueblo, algo más que discutible. ¿No crees que con el tiempo se irá creando una brecha muy fuerte entre ambas visiones?

Isaac Rosa
La visión de la transición bonita, el pueblo en la calle, es la reacción lógica a la visión de elites por la que tenemos que dar las gracias al Rey, a Adolfo Suárez y a una serie de líderes políticos que estuvieron a la altura, que se reunieron, que pasaron noches sin dormir, que lucharon para darnos la democracia. Ni una cosa ni otra. Se tiene que mantener el debate abierto desde un punto muy crítico.

FUTURO, CINE, LITERATURA, HISTORIA.

Jordi Corominas i Julián
Aunque sea un poco prematuro hablar de ello. ¿Ya tienes una idea para tu próxima novela?

Isaac Rosa
Tengo una idea desde hace tiempo, está aparcada hasta que tenga fuerzas para emprender el nuevo reto. Quiero hablar sobre el mundo del trabajo más allá de situaciones anecdóticas, como ha cambiado, en qué situación estás.

Jordi Corominas i Julián
En este sentido encuentro cierta conexión de tu obra con un cierto tipo de cine, desde el neorrealismo hasta cierto cine social.

Isaac Rosa
Cine social, literatura social, no me da miedo hablar de novela social. Sí que existe una relación con ese tipo de literatura o cine que se hacía en Italia o España, en los cuarenta y en los cincuenta, como por ejemplo el modo en que Elio Vittorini en Conversazione in Sicilia (ndlr: tendría que verse el efecto que ésta obra está causando en la joven generación) trata la sociedad siciliana de su época.

Jordi Corominas i Julián
Haces una defensa en cierto sentido de la utilidad de la literatura, como si tuviese una pureza antigua que resiste las manipulaciones que el cine puede generar.

Isaac Rosa
Hablar en términos generales de literatura frente a cine es algo forzado. No tda la literatura mantiene esa pureza.

Jordi Corominas i Julián
Lo pensé porque al fin y al cabo el cine es uno de los grandes propagadores de la violencia y el miedo.

Isaac Rosa
Es mucho más fácil publicar una novela que producir una película. Quizá esa pureza, pues en el cine las buenas intenciones van desvaneciéndose a medida que avanza el rodaje, es una cuestión de necesidad.

Jordi Corominas i Julián
¿Cómo ves las recreaciones fílmicas ( 13 rosas, Soldados de Salamina, Los girasoles ciegos, Salvador) o literarias de la Guerra, el Franquismo y la Transición? ¿Compartes la visión didáctica de muchas de ellas?

Isaac Rosa
En literatura las grandes novelas son las de Max Aub, Arturo Barea, grandes novelas de entonces; luego ha habido acercamientos interesantes que no las igualan. Se siguen escribiendo malditas novelas sobre la Guerra Civil, algunas bienintencionadas, otras con afán reivindicativo o de reparación pero literariamente son pobres. En cine los sucesivos acercamientos me parecen a cada cual más decepcionante, no sé si hay una incapacidad de plasmar la época, lo veo todo muy impostado. Aún esperamos una gran película sobre la Guerra Civil, aunque quizá sea una cuestión de presupuesto.

Jordi Corominas i Julián
Quizá el interés de las productoras está en otra parte, como demuestra el caso de Alatriste.

Isaac Rosa
La mayoría de películas sobre la Guerra Civil son sobre la retaguardia, no sé si será una cuestión económica.

Jordi Corominas i Julián
O quizá sea una cuestión de la brevedad de los fenómenos culturales, como sucedió cuando salió el juego sobre la guerra. Por último quería concluir con una cuestión estilística. Alternas frases veloces, rápidas que son como reflexiones con frases cortas que también intensifican la narración. ¿Es una cuestión de ritmo narrativo o de querer provocar la reflexión?

Isaac Rosa
Es una mezcla entre ambas cosas.

Mezcla que podría resumir en ocasiones las novelas de Isaac Rosa. Mezcla narrativa de ensayo y ficción con la idea siempre presente. Libros para pensar y entender nuevos cauces de la literatura española del siglo XXI.


4 comentarios:

Laia dijo...

Buena entrevista, oye, me pareció verte en el aeropuerto de Londres la semana pasada, puede ser? Bso, Laia

Jordi dijo...

pues seguramente si,iba a responderte a tu blog,pero no me deja acceder al perfil....hablamos en gatwick?

Laia dijo...

Creo que te has confundido de persona, me acordé que te contratamos para lo de Beefeater, me pareció verte en Londres pero no sé si eras tú. De hecho estaba allí por un tema de trabajo que quizás te hubiese interesado. Era solo curiosidad por si eras

Jordi dijo...

es que por las fechas que dices estaba en Londres....por eso lo decia. Todo lo que sea trabajo interesante,valga la redundancia,interesa,claro