viernes, 12 de diciembre de 2008

Pier Paolo Pasolini documentalista en Pagine Corsare

"Pagine corsare"
Cinema

Pier Paolo Pasolini documentalista
JORDI COROMINAS I JULIÁN

[también publicado en Quaderni del CSCI, Barcelona]

Toda la obra de Pier Paolo Pasolini vive entregada a un profundo sentimiento de pérdida y esperanza. Pérdida de un mundo antiguo que se desvanece ante las triunfales embestidas del neocapitalismo. Esperanza ante la eclosión, consecuencia del nuevo orden, de un sottoproletariato mundial que resiste las acometidas para preservar la pureza arcana de la humanidad, valor sagrado para el poeta, aterrorizado ante la inminente homologación de la especie que anule la diversidad, fuente de riqueza y cultura universal.
Es difícil ignorar la impronta documental en los textos, literarios y visivos, del autor friulano. Era un agudo observador de la realidad de su tiempo, y la miraba desde un prisma que pese a su fuerte carga poética navegaba repleto de vigor antropológico con ansias de registrar hechos y actitudes de manera objetiva. Su indudable subjetividad, propia de quien habla con voz libre y propia, fue la que permitió desarrollar en Pasolini una actitud de búsqueda que alternaba objetivos creativos, encontrar el lugar idóneo para pensar o filmar una película, con deseos de adentrarse en el tejido social, tomar su pulso y reflejar un estado de cosas.
Para entender mejor la labor documental del director de Accattone (1961) la dividiremos en tres apartados: Uso de imágenes de archivo, búsqueda personal- creativa y búsqueda socio-histórica.

Uso de imágenes de archivo
Pasolini usa imágenes de archivo en varios momentos de su singladura. El máximo ejemplo es su participación en La rabbia (1963), donde a partir de fotografías y filmados muestra cual es su posición en torno la situación mundial. Su mirada desangelada y lírica crea una obra crítica con el poder y entregada a la pureza del tercer mundo y a la esperanza de su acción, que para Occidente sólo tiene parangón con la posibilidad que en el futuro el sottoproletariato sea vivero de Papas, siempre que vistan mantos parecidos a los de Juan XXIII. En este sentido La rabbia parece un ejercicio de estilo forzado dotado de cierta ingenuidad, casi realizado con apatía [1], lo que no sentimos en el cortometraje La sequenza del fiore di carta (1968); el paseo del inocente Ninetto por la romana Via Nazionale se funde con imágenes de actualidad que su mente ignora, pecado mortal, pues no preocuparse de la Historia será su condena. Las andanzas de la Musa Clío en forma archivística tienen otro rostro en Uccellacci e Uccellini (1966): la secuencia del funeral de Palmiro Togliatti expresa el deseo del autor por un marchar unidos que sólo algunos acontecimientos excepcionales logran generar.

'Uccellacci e uccellini', i funerali di Togliatti
Búsqueda personal-creativa
Los tres documentales de este ciclo constituyen búsquedas personales que anhelan encontrar espacios contemporáneos capaces de recrear tiempos pretéritos. El entusiasmo inicial cede ante el choque de las metamorfosis capitalistas y conduce al poeta hacia análisis sociopolíticos fruto de lo observado. En los Sopraluoghi in Palestina (1963) Pasolini viaja a Tierra santa con el objetivo de encontrar lugares idóneos para su Vangelo secondo Matteo (1964). Descubre la importancia de la piccola misura en el evangelio y se emociona en algunos lugares; la imposibilidad de rodar su filme sobre el redentor en Palestina termina convirtiéndose en un certero análisis de la realidad de Israel quince años después de su fundación. La presencia de un sottoproletariato árabe, expulsado de sus dominios como lo fueron los borgatari en 1924, incita al intelectual a comparar su situación con la italiana, constante que se repetirá en los dos siguientes documentales tanto a nivel humano como paisajístico. Para Pasolini una de las grandes amenazas del cambio contemporáneo es la destrucción del paisaje para convertirlo en pasto de la industrialización y los templos del consumismo.
Fotogramma da 'Appunti per un film sull'India'
India y África fueron dos de los grandes amores viajeros del autor de Teorema (1968); el mismo año del que quizá fue su filme más emblemático, Pasolini se traslada al subcontinente asiático para rodar Appunti per un film sull’India. La dualidad entre lo antiguo y lo moderno se erigirá en la premisa que articule el documental, donde se discute sobre lo auténtico de la cultura Hindú y el peligro de la progresiva implantación de una economía occidental que anule una ética espiritual milenaria. Las preguntas a los hindúes ayudan a comprender como los implicados vivían la transformación, juzgándola con opiniones dispares.
En África [2], Appunti per un’orestiade africana (1970) compara la situación de los nuevos estados libres y democráticos de los primeros sesenta con la mítica creación del primer tribunal democrático por parte de Orestes. El documental juega con pasado y presente- filmación de escenas del supuesto futuro filme con visitas a importantes ciudades del continente negro-, debate con estudiantes africanos afincados en Europa, usa imágenes de la guerra de Biafra y se plantea su propia forma con el intermedio de música jazz americana sin olvidar en ningún momento la eterna idea pasoliniana de lo antiguo devorado por lo moderno.

Búsqueda socio-histórica
Nada más empezar Comizi d’amore (1964) Alberto Moravia define el documental de su amigo como el primer intento de hacer cinema-veritè en Italia. El iter por la bota en pos de conocer los (des)conocimientos y costumbres de los transalpinos en materia sexual se divide en varias partes que dan intensidad al recorrido. La encuesta directa a los habitantes del Belpaese demuestra las tremendas diferencias entre norte y sur, la divergencia entre clases socioculturales, la masiva ignorancia y el miedo, consecuencia de la desinformación y el catolicismo, hacia determinados aspectos de la sexualidad. Esta primera búsqueda socio-histórica de Pasolini constituye un divertido documento que pretende mezclar seriedad antropológica con el desenfado que supone realizar la encuesta a pie de calle.

Fotogramma da 'Le mura di Sana'a'
El último y más logrado documental de nuestro protagonista fue Le mura di Sana’a (1971). Los trece minutos de metraje son una sentida petición a la UNESCO para salvar una de las últimas joyas del Yemen. Las últimas palabras de este genial texto fílmico constituyen el mejor cierre de nuestro ensayo y resumen parte de las aspiraciones ideológicas del poeta en su esfuerzo documental: In nome degli uomini semplici che la povertà ha ritenuto puri. In nome della grazia dei secoli oscuri. In nome della scandalosa forza rivoluzionaria del passato.
Jordi Corominas I Julián
---------------------
[1] Cuando visionó su parte y la de Giovanni Guareschi se sintió víctima de su propia ingenuidad, retiró su firma e impidió la circulación del documental. Ver: ENZO SICILIANO, Vita di Pasolini, Mondadori, Milano, 2005, pp.307-308.

[2] Según sus versos del poema de 1960 Frammento alla morte “Il sole che illumina il mondo” además de ser, en sus propias palabras, la única alternativa.

* * *

Jordi Corominas i Julián (Barcelona, 1979) es escritor, aunque desarrolla su actividad en varios campos de la creación cultural. Como novelista publicó en 2005 Una dona que sap jugar amb els peus, año en que vio también la luz la biografía histórica Macrina la madre, editada por Jacabook. A finales de 2008 publicó su nueva novela, Colors, cierre de una primera etapa que dará paso a experimentación en poesía mediante dos poemarios pendientes de publicación.
Corominas es coeditor de www.panfletocalidoscopio.com y editor asociado de BcnWeek, revista trilingüe de Barcelona. Escribe mensualmente en literaturas.com, es miembro del cómite de redacción de la revista "Quaderni del CSCI", publicación anual dedicada al cine italiano, y colabora puntualmente en varias revistas europeas.
Entre las otras actividades de Corominas destaca la fotografía, teniendo pendiente de publicación un libro monográfico sobre la ciudad de Roma. Actualmente prepara su tercera novela y ultima un documental sobre el Metro de Barcelona.

http://corominasijulian.blogspot.com