viernes, 29 de enero de 2010

Los bosques de Upsala de Alvaro Colomer en Culturalia


Los bosques de Upsala por Jordi Corominas i Julián



Un niño de ocho años observa como su vecina favorita le dice adiós mientras se despeña, suicida desde el balcón que da con sus sesos en un buzón de correos. El episodio marcará de manera traumática la personalidad de Julio, que de pichichi del equipo de la plaza del barrio pasará a ser un crío inseguro que se mea encima, hazmerreír de sus coetáneos, taciturno involuntario por interpretar el mundo con ojos infantiles. De fuera hacia dentro.
Julio crece y prospera. Conoce a Elena, se casa y consigue una beca universitaria para descubrir el mosquito tigre en España. El día del quinto aniversario nupcial abre la puerta de su apartamento, desea una sorpresa y se topa con extraños presagios fúnebres. Su mujer se ha dejado las llaves, no contesta al teléfono. La encuentra en un armario, dormida por la ingesta de una caja de barbitúricos. Una vez en el hospital, nervioso y cariacontecido ante la loca normalidad presente en el recinto, los consejos del médico plantean una cárcel decenal de atención a la enferma mental. Todo suicida fallido querrá repetir su acto, hay que ir con mucho cuidado y prestar atención al ser querido. El amor pasional cede su lugar a obsesiones de manicomio. De fuera hacia dentro.
La timidez y la contención de dos solitarios unidos en la causa matrimonial debe desaparecer para que la cura surja efecto. Julio decide afrontar la situación y preguntar a Elena, adicta al mando a distancia, los motivos de su decisión. Una llamada de trabajo evita la hora de la verdad y lleva al entomólogo hacia la consecución, o eso parece, de su mayor éxito profesional. El hermano de la convaleciente, un drogadicto con instintos suicidas, se ocupará de ella durante su ausencia. El retorno, y algunas palabras de quien se rasca mucho la nariz, crearán un delirio de secuestro marital. Julio clausurará el balcón de su hogar y encerrará a su media naranja para impedir males mayores. El mosquito tigre en un frasco, su mujer en un universo limitado a cuatro paredes. De fuera hacia dentro.


Para leer más: www.culturalia.biz