sábado, 3 de julio de 2010

Poema el símbolo


El símbolo por Jordi Corominas i Julián

Manolo el del bombo padece neumonía crónica,
agravada por el clima en Sudáfrica,
regresa en un avión de viernes
y promete dar su vida por tocar en la final.

Manolo el del bombo llevaba la friolera
de 28 años asistiendo a los partidos de España,
en un foro digital un usuario anónimo
filosofa con tino llamándole paranoico.

La pandereta nacional debe mucho
al ministerio de Información y Turismo,
las cajas tontas perpetúan folklore y toreo,
Pantoja y Ponce son susurros referenciales
en la enciclopedia que agranda la bola
y legitima lo castizo como sinónimo de alegría,
Casposa autenticidad depresiva.

Manolo el del bombo copa titulares,
es verano y el mundo un balón,
se llenan chiringos y plazas
desde la anécdota, falaz
Máxima de distracción.

Manolo el del Bombo fue una figura mítica
en mi infancia, lo contemplaba como un cargo
hereditario, con transmisión de poderes
y tambor.

Luego leí los símbolos, el número doce,
Boina, cachirulo y escudo,
entendiendo que Manolo el del bombo
es una marca publicitaria cuando el rojo
ya no indica comunismo y aúna la canícula.


foto: JCJ