domingo, 23 de enero de 2011

Artículo de José Maria Robles sobre Nueva poesía española





jOSE MARIA ROBLES

A «volarle la tapa de los sesos a
la cultura oficial aspiraba el
Roberto Bolaño infrarrealista.
El más audaz francotirador en
español de final del siglo XX,
quien en una de sus vidas se
desdobló en poeta, añadía así
munición a los versos de Ga-
briel Celaya en aquellos años
salvajes. De paso, señalaba con
pólvora el camino a los autores
por venir, en especial a quienes
opten por el género lírico para
tomar el mundo al asalto.

Ni Bolaño ni Celaya podían
intuir que un día -hoy- varias
generaciones de jóvenes llega-
rían a constituir en tomo a la ri-
ma y sus posibilidades una co-
munidad tan poblada, tan hábil
y tan visible, pese a asentarse
en ocasiones en la periferia del
sistema. Ahí cabe insertar cier-
tos acercamientos al arte urba-
no, la conquista de estableci-
mientos de ocio nocturno para
la celebración de recitales poé-
ticos u otras fórmulas de van-'
guardia y, sobre todo, la prolife-
ración de bitácoras literarias al
margen de la industria editorial.


"La poesía es algo que la sociedad
consiente. Como no somos nadie, me deja
decir cualquier barbaridad", expone con sorna
Batania, nacido en Vizcaya en 1974 y llegado
a Madrid en 2008, este activista de lenguaje
tan subversivo como sugerente
ha logrado convertirse
en reconocido outsider a raíz de
una larga serie de mensajes au-
tografiados en muros y parques
de la capitaly reunidos en su
propio blog.

Liberqué, igualiquién, frater-
nicuándo, Inmigracias, En el ci-
ne de tu niñez pusieron un Zara,
rezan algunas de las piezas ca-
llejeras de quien se define como
«poeta globetrotten>. «Voy por la
sociedad haciendo gracia. Pue-
do hacer una pintada que mo-
leste, pero ése es el grado de
tensión que quiero establecer
con la sociedad. Para mí rom-
per un cristal es violencia, hacer
una pintada, no». Batania renie-
ga en cualquier caso del método
Banksy. «Él vende cuadros a
Brad Pitt y Angelina Jolie por
20.000 dólares. El día que em-
piecen a no borrar mis pintadas
tengo que dejarlo».
También se niega a trasladar
. sus reflexiones al papel. «Un li-
bro mío no puede estar vigilado
por un guarda jurado. 1..0 mío es
política pura. La alta poesía no
me interesa nada, sólo la poesía
para llegar a la gente». Y con-
cluye, mordaz: «A. los poetas les
digo en los bares que nuestro li-
bro no es el Diccionario de la
Real Academia ni el María Moliner,
sino las Páginas amarillas,
y además, las del último año».

¿Bares? ¿En que locales se
enmarca el interés de la genera-
ción SMS por un espacio consi-
derado a menudo hermético o
reservado para entendidos? El
circuito es amplio: Madrid (fa-
pas y fotos, La huelga, Sala
triángulo, Clamores, Entrelí-
neas ... ), Barcelona (Horiginal,
Macondo bar, Inusual project,
Electric, La papa ... ), Sevilla (El
perro andaluz), Valencia (El do-
rada), Zaragoza, Gijón ...

Carlos Salem, profesor del
Centro de Formación de Nove-
Listas, aparece detrás de algunas
de las jañt sessions poéticas
más celebradas de Madrid-las
de Diablos azules (todos los
martes desde diciembre de
2010) Y Bukowski club (todos
los miércoles desde 2006). «El
poeta joven de hoy no se queda
en casa escribiendo sonetos, si-
no que sale, .vive ... Se ha demos-
trado que el bar es más que un
sitio al que se va a beber o a in-
tentar ligar y que sirve para re-
lacionarse. 1..0 que ocurre con la
poesía no es exclusivo. Cada
vez hay más exposiciones de fo-
tografía o pintura en los bares».

«El lector de poesía no es el
profesor de Lengua con jersey
de laña del instituto, sino que
puede ser un chaval con una
cerveza», ayuda a contextualizar
el fenómeno Luna Miguel (1990),
activa firma en el universo on line
y revelación de la temporada gra-
cias a su trabajo, de elocuente tí-
tulo, Poetry is not dead.
En la vertiente experimental
del género se ha hecho un hueco
Jordi Corominas (1979) gracias a
sus sesiones de loopoesía: un es-
cenario, una audición de poemas
originales no exenta de improvi-
sación, música e incluso un nú-
mero de danza. «Quitamos toda
la capa formal y ostentosa del re-
cital puro y duro para ofrecer UÍl
espectáculo que en otros. tiempos
estaria 'considerado' de élite».


LA VOZ FRENTE A LA IMAGEN

Corominas confirma que ahora
«es fácil encontrar lenguajes que
no son estrictamente literarios
dentro de la poesía»: perfopoesía,
poesía visual, spoken word, etc.
Al cabo de dos años de represen-
taciones ha detectado «una res-
puesta positiva pero.también in-
comprensión». Y añade, concar-
ga crítica:«La sociedad intenta
que la imagen prevalezca sobre la
palabra. De ahí que-tener buena
. imagen sea' a veces mejor que ser
buen poeta».
Frente a la exhibición está el
trabajo silencioso en la Red, que
se ha convertido en términos de
creación y difusión de obra pro-
pia en el equivalente 2.0 de la ter-
tulia y el cinefórum. «Ahora es
posible publicar un poemario y
conseguir 10.000 o 15.000 lecto-
res a poco.queuno sepa moverse
por las redes sociales. Estas cifras
son imposibles de conseguir en
papel. Eso sí, cuando baje la espu- .
ma se verá lo que hay debajo de
la ola», avisa Salem.
Como un formidable escapara-
te para sus más de 600 miembros
funciona la web Afinidades Electivas.
«No tiene ninguna indica"
ción de edad, pero es la juventud
la que más participa, supongo
que tiene que ver con el acceso a
la Red y con las posibilidades que
ofrece en cuanto a promoción»,
revela Agustín García Calvo, que
gestiona en solitario y sin subven-
ción alguna el proyecto.
Surgido hace cuatro años, tiene
su origen en la Argentina del co-
rralito y basa su éxito eri la inter-
conexión: quien pasa el filtro del
editor publica una breve biografía
y tres poemas, lo que establece
desde ese momento una red de
relaciones entre los inscritos.
Como Luna Miguel, Elena Me-
del (1985) también ha participado'
en el foro de García Calyo. Pre-
mioAndalucíaJoven 2001 con Mi
primer bikini y coordinadora del
sello La Bella Varsovia, cree que
«se puede recurrir a la etiqueta
poesía joven como reclamo para
el lector, pero no existen puntos
de unión. Por fortuna, la diversi-
dad de estilos, temáticas e intenciones es amplísima». ~


Ignacio Elguero va incluso más
allá. Para el director del Canal de
Radio Nacional, responsable del
programa especializado La esta-
ción azul y poeta «durante años
ha habido una valoración hasta
excesiva de lo joven, no sólo en
poesía, sino en todas las discipli-
nas, artísticas. El concepto joven
vende, pero no es un valor en sí
mismo, hay que llenarlo».
. y la gran pregunta: ¿¿actúa la
crisis como estímulo de la misma
manera que conflictos anteriores
(Guerra de Irak)? Elguero asien-
te: «De repente una juventud -
acostumbrada a tenerlo todo se-
ve limitada y se replantea'concep-
tos y valores de vida», Concluye'
Salem: «Por más que cambie la
situación política, la utopía forma'
parte del ser humano».