lunes, 13 de junio de 2011

Encuesta sobre la nueva edición independiente (VI):Tipos infames, libreros


El barrio madrileño de Malasaña no es el mismo desde que Francisco Llorca, Alfonso Tordesillas y Gonzalo Queipo inauguraron Tipos Infames, la librería de la que todo el mundo habla por su depurada selección de volúmenes y por tratarse de un claro ejemplo del concepto de espacio cultural en el que no sólo se venden libros, sino que también se ofrece la posibilidad de conversar tomando un vino o un café y asistir diariamente a eventos literario-festivos.

Impacto


¿Cómo valoráis el fenómeno de las nuevas editoriales independientes?

En general visibilizan la irrupción en el mundo del libro de nuevas propuestas que demuestran que es posible editar de una manera diferente a como se venía haciendo. En este sentido han demostrado que calidad y novedad no tienen porque estar reñidas.

¿Hasta qué punto creéis que la irrupción de estas editoriales ha afectado al mercado del libro?


Su incidencia es notable porque han contribuido a la creación de nuevas dinámicas relacionales y redes dentro del mundo del libro. La figura del editor y el papel de la editorial se están redefiniendo dentro del nuevo contexto en gran medida gracias al trabajo que éstas están llevando a cabo.

El “pastel”, en cuanto a ventas, distribución y presencia en librerías, ¿está más repartido?

Las grandes seguirán siendo grandes, sin embargo han demostrado que hay mercado para apuestas más atrevidas.

Editores

¿Percibís una transformación en el modelo de editor, que haya hecho que se conviertan en “promotores”?

El verdadero editor siempre ha sido un “promotor” en cierta medida. Lo que sí se observa es un aprovechamiento de las nuevas posibilidades que ofrecen las redes sociales, un hecho que ha facilitado una mayor proximidad entre autores, editores y lectores.

Autores

Los nuevos autores, ¿lo tienen más fácil para publicar, con estas nuevas editoriales?

Hoy en día es más fácil editar que nunca, sin embargo las nuevas editoriales independientes de las que nos ocupamos no han bajado el grado de exigencia. Se puede decir que, en cierta medida, han contribuido a mantenerlo.

¿Qué opináis de la proliferación de escritores innovadores que aparecen en los medios? ¿Estamos realmente ante una cantera de futuros clásicos o se nos está vendiendo humo?

El tiempo (y los lectores) separarán el grano de la paja… Sin embargo hay muchos de estos autores “innovadores” que lo son más en virtud de una estrategia mediática que por méritos propios. En estos casos los escritores recuerdan a la historia del traje del emperador. De todos modos no se puede obviar que los nuevos lenguajes surgidos a partir de la web 2.0 suponen también una transformación en la manera de narrar y que son muchos los autores que la están aplicando en sus obras.

Relación editor-autor


¿Veis difícil que los nuevos editores establezcan pactos duraderos con sus autores?

En lo que respecta a los autores jóvenes puede ser. Sin embargo muchas editoriales establecen pactos duraderos con sus autores en virtud de un vínculo o espíritu independiente y deciden crecer juntos. De todos modos se debe hacer notar que muchas editoriales jóvenes apuestan por la recuperación de autores clásicos que acercan a un nuevo público.

Clásicos

¿Cómo valoráis la tendencia de los nuevos sellos de recuperar obras libres de derechos o nunca publicadas?

Una jugada redonda: Una delicia para los lectores y una ganga para los editores.

Librerías

¿Observáis una predisposición, por parte del librero tradicional, para destacar los libros de estas editoriales y promocionarlos?


Los libreros, tradicionales o no, somos la cara de estas editoriales, apostamos en buena medida por ellas porque creemos que los lectores deben conocerlas, saber que hay algo diferente más allá del sota-caballo-rey que ofrecen las grandes superficies. Estas grandes cadenas, aunque por espacio puedan permitírselo, son menos permeables a este tipo de editoriales. Basta con ver los escaparates: más ejemplares, menos títulos.

Crítica

¿Hasta qué punto creéis que tantas nuevas editoriales han afectado al panorama crítico en nuestro país?


No observamos diferencia en el trato que se dispensa hacia unos u otros, aunque hay algunas editoriales que ya han conseguido, a pesar de su juventud, una gran acogida entre la crítica y que se les identifique con un marchamo de calidad y un criterio fiable.

¿Qué peso estimáis que tiene en estos momentos la crítica en el entorno digital? (blog, webs…).

La crítica en la web no es unidireccional, está abierta a la discusión, por lo tanto está mucho más viva que en los tradicionales medios impresos. Actualmente un buen posicionamiento en Internet es tan valioso (o más) que el aparecer en un suplemento.

Gustos personales


De los nuevos sellos, ¿cuáles han sido los que más os han gustado o sorprendido?

Todos los que agrupa Contexto (Periférica, Libros del Asteroide, Nórdica…), Errata Naturae, Alpha Decay, Sajalín, Cabaret Voltaire…

Promoción

¿Habéis notado que la presencia de los nuevos sellos haya provocado un cambio en el modo de promoción del resto de editoriales?

Los pequeños sellos fueron los primeros en explotar las nuevas posibilidades que ofrecía la red. A partir de ahí no es extraño encontrar que los grandes grupos dediquen cada vez más esfuerzo a la promoción de sus productos mediante las nuevas herramientas digitales.

Futuro

¿Creéis que hay mercado para la cantidad de libros y editoriales existentes? ¿Podrán sobrevivir todas las nuevas empresas?

Creemos que en España hay una inflación editorial severa que no es asumible. Será el mercado y los lectores quienes, para bien o para mal, decidan quien sigue y quien no.